Objetivo: crear empleo

El nuevo decreto ley de Empleo es la última iniciativa del Gobierno andaluz para facilitar la creación de puestos de trabajo en la comunidad y la provincia, sumándose a las lanzaderas, el trabajo de los CADE, la inversión en investigación y desarrollo o el futuro Plan Industrial de Almería. Los caminos son varios pero el objetivo es uno: crear empleo. 

La Junta de Andalucía se ha marcado como objetivo prioritario rebajar lo máximo posible la alta tasa de paro que mantiene la comunidad. Buena prueba es la rapidez con la que se modificaba el decreto ley de Medidas Urgentes para Favorecer la Inserción Laboral, la Estabilidad en el Empleo, el Retorno del Talento y el Fomento del Trabajo Autónomo, conocido como Ley de Empleo, tras haber sido rechazado por el Parlamento andaluz el 6 de abril.

A mediados de mes, el Consejo de Gobierno aprobaba un nuevo decreto ley, con los cambios necesarios para evitar que vuelva a ser rechazado. Con la nueva ley, se permitirá que los ayuntamientos que mantengan deudas con Hacienda y la Seguridad Social puedan optar a las ayudas de los planes Emple@30+ y Emple@Joven, con las que la Junta financia a los planes de empleo municipales. Según el Gobierno de Susana Díaz, el objetivo del decreto ley es evitar que sean los desempleados andaluces los que, al final, salgan perjudicados por la situaación económica de los ayuntamientos.

La Junta de Andalucía tiene previsto invertir 396,80 millones de euros a lo largo de este año en el desarrollo de las medidas en esta nueva ley, frente a los 25,54 millones destinados en 2015 a los mismos programas. Según las previsiones del Gobierno andaluz, estas medidas facilitarán la creación de más de 60.000 empleos en la comunidad autónoma, de los que 30.870 llegarían desde la Iniciativa de Cooperación Social y Comunitaria, donde se incluyen los programas Emple@Joven y Emple@30+. Asimismo, se estima que el programa Bono Joven revierta en la creación de otros 14.600 empleos, a los que se sumarían otros 1.500 de los proyectos de interés general y social, 2.100 contratos indefinidos a jóvenes y 8.333 a mayores de 45 años. A estas cifras se añadiría el alta de 3.100 autónomos, alrededor de mil puestos de prácticas profesionales y 150 beneficiarios de las medidas de retorno del talento.

De entre todas las iniciativas que contempla la nueva Ley de Empleo, destaca la de Cooperacón Social y Comunitaria, vehículo para los programas Emple@Joven y Emple@30+, que cuenta con una partida presupuestaria de 250 millones de euros para este año. Estos programas consisten en ayudas de entre 1.300 y 1.700 euros mensuales brutos por contrato que realicen los ayuntamientos para proyectos de obras y servicios de ámbito social o de interés municipal, y que sean distintos de los que realiza de manera habitual el personal del consistorio.

Entre ambos programas, se se está incluyendo al total de la población desempleada, ya que el Emple@Joven “llega hasta los 29 años”, según explica Miguel Ángel Tortosa, delegado territorial de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo en Almería a ‘Foco Sur’. Asimismo, cuenta que “como colectivos prioritarios” para ser beneficiarios de ambos programas “están aquellos que estén cobrando renta de inserción o aquellos que lleven mucho inscritos como “demandantes de empleo y no sean beneficiarios de prestaciones”.

Más de 2600 empleos en Almería

Cuando se presentó en Almería la Iniciativa de Cooperación Social y Comunitaria en Almería, a principios de año, se estimaba que las ayudas de este proyecto beneficiarían a poco más de 1.900 desempleados en la provincia, pero en apenas tres meses se ha llegado a 2.653. Unos 190 de ellos se habrían quedado fuera de no ser por la modificación incluida en la última versión del decreto ley, ya que sus proyectos dependen de ayuntamientos con deudas pendientes.  La inversión de la Junta de Andalucía en ambos programas para Almería, donde participan 28 ayuntamientos, supera los 20 millones de euros, repartidos entre los 12.109.093 euros de Emple@Joven y los  8.030.332 de Emple@30+.

Gracia Fernández, delegada del Gobierno de la Junta en Almería, destacó en esa presentación las modificación en la forma de pago de las ayudas a los ayuntamientos, que recibirán el toral de las ayudas por adelantado, en lugar del 50%. Asimismo, explicó que para esta edición se ha eliminado el límite que impedía contratar a personas que hubieran participado en los programas de empleo anteriores y que las ayudas obligan a los ayuntamientos a que todos los contratos sean a jornada completa y por meses completos, con un mínimo de seis en el caso de Emple@Joven y de tres en el de Emple@30+.

Otra de las iniciativas que está llevando a cabo la Junta para reducir la cifra de más de 70.000 parados que tiene la provincia es la de las Lanzaderas de Empleo, que asesoran y ponen en contacto con empresas a desempleados de distinto perfil. En nuestra provincia hay dos: una en la capital y otra en Cuevas del Almanzora. Cada una asiste a 20 candidatos desde el pasado mes de marzo, cuando se puso en marcha la tercera edición de esta iniciativa de Andalucía Emprende, organismo dependiente de la Consejería de Economía.

La Lanzadera de Almería está además siendo un éxito este año, ya que en apenas un mes había logrado colocar a la mitad de sus integrantes, cuando la media de los años anteriores era que, al final del programa, encontraba empleo el 80% de los participantes. En total, ha habido seis incorporaciones definitivas, dos contratos a media jornada, uno de duración determinada y otro en calidad formativa.

El programa permanecerá activo hasta el mes de julio y consiste en la asistencia a charlas y talleres con el objetivo de ampliar los horizontes profesionales de los candidatos, así como en la participación en sesiones de grupo en las que se fomenta la comunicación, la toma de decisiones en equipo y el reparto de tareas, entre otras cualidades demandadas por las empresas. Asimismo, se han realizado dinámicas de grupo en las empresas Leroy Merlín y Brico Depôt, que han iniciado procesos de selección con los integrantes de la Lanzadera almeriense e incluso, en el segundo caso, ya han contratado a uno de ellos.

Fomentar el emprendimiento

Además de facilitar la contratación de desempleados, otras medidas tomadas por el Gobierno de Susana Díaz buscan fomentar el emprendimiento y la creación de empresas. Una de las maneras es mediante el asesoramiento y tutorización que llevan cabo los Centros de Apoyo al Desarrollo Empresarial (CADE). Estos centros, dependientes también de Andalucía Emprende, ejercen de viveros de empresas, que se pueden alojar en los 107 espacios que se reparten los 26 centros de la provincia. Solo durante el primer trimestre de este año, estos centros han impulsado la creación de 236 empresas en Almería, que a su vez han supuesto la creación de 282 puestos de trabajo y han tenido una inversión inicial de 2.301.817 euros. Además, los CADE de la provincia han impulsado la elaboración de ocho planes de desarrollo empresarial gracias a los cuales se han creado otros diez empleos.

Estas cifras fueron, no obstante, aun más potentes en 2015, cuando los CADE de la provincia impulsaron la creación de 1.256 empresas y la elaboración de 87 planes de desarrollo en Almería, que generaron 1.752 puestos de trabajo en la provincia.

Más allá de los CADE, la apuesta del Gobierno andaluz por crear empleo mediante la creación de empresas ha hecho que se ponga en marcha el anteproyecto de Ley de Fomento del Emprendimiento, con la que se prevé impulsar unas 60.000 empresas en el periodo 2017-2020 para generar alrededor de 72.000 puestos de trabajo. La memoria económica de este anteproyecto asigna un presupuesto de 160 millones de euros para los cuatro años y tiene como principal novedad la garantía legal del derecho de las personas a desarrollar iniciativas empresariales en igualdad de oportunidades. Con este objetivo, la futura ley incluirá una amplia serie de medidas dirigidas a “incentivar el valor social del emprendimiento como base del desarrollo personal, profesional y económico”.

La apuesta por la I+D+i

De entre todos los sectores productivos, uno que está mimando con especial interés la Junta de Andalucía es el de la I+D+i. Así, en febrero, el Consejo de Gobierno aprobaba el Plan Andaluz de Investigación, Desarrollo e Innovación (PAIDI) 2020, que tiene como objetivos  principales la recuperación económica y a la creación de empleo. La nueva estrategia plantea duplicar la inversión anual en innovación y desarrollo, desde el 1,03% del PIB en 2014 (última fecha de la que se disponen datos definitivos) al 2%, lo que supondría un presupuesto cercano a los 3.574 millones en 2020.

Entre otros objetivos, el PAIDI propone “convertir el sistema de ciencia-tecnología-innovación en motor de desarrollo socioeconómico, cohesión social y territorial, competitividad empresarial, proyección internacional y rentabilidad ambiental, cultural y económica”. Junto con el apoyo a la ciencia básica, el documento establece medidas para acercar la investigación al tejido productivo, facilitar la transferencia del conocimiento e incentivar el retorno del talento investigador.

Para hacer confluir las apuestas por el emprendimiento y la investigación, la Junta tiene firmado un convenio con Telefónica para impulsar la iniciativa Andalucía Open Future. Una de las actuaciones de esta es la puesta en marcha de viveros de nuevas empresas de base tecnológica, las conocidas como ‘startups’. El mes pasado se inaguruba en Almería el tercero de estos viveros, El Cable, que se suma a los de Sevilla y Málaga, y que nace fruto de la colaboración entre Junta, Ayuntamiento de Almería y Telefónica.  

Otra de las iniciativas amparadas por el proyecto Andalucía Open Future es el programa de becas Talentum Startups, dirigido a jóvenes universitarios de carreras relacionadas con las tecnología, a los que se les facilita que realicen prácticas en empresas tecnológicas de reciente creación. Así, los jóvenes becados reciben una dotación económica a la vez que ganan experiencia profesional en entornos dinámicos, lo   que favorece su inserción laboral.

Este programa, que va ya por su segunda edición, ofrece 400 plazas entre todas las universidades públicas andaluzas. En Almería, las becas son para trabajar en empresas tecnológicas de nueva creación apoyadas por Andalucía Emprende, entidad que cuenta con un CADE en el campus de la Universidad de Almería. Según explicaba Miguel Ángel Tortosa al presentar esta convocatoria, el objetivo es impulsar el emprendimiento basado en la innovación, “un acelerador esencial de los cambios estructurales que necesitamos afrontar en nuestro modelo productivo para volver a crecer y hacerlo con mayo fortaleza”. Asimismo, Tortosa destaca “la eficacia de las becas Talentum Startups, ya que hasta ahora el 75% de los becarios ha conseguido trabajo en la empresa en la que ha realizado las prácticas o en otra empresa y el 25% restante ha decidido seguir completando sus estudios”.

Fuera del ámbito de las nuevas tecnologías, la Junta colabora en otras becas destinadas a fomentar la futura inserción laboral de desempleados menores de 30 años, en este caso junto al Banco Santander. En Almería, 90 jóvenes están realizando prácticas en las 59 empresas de la provincia  que participan en esta inciativa, que en el total de Andalucía está previsto que dé su primera oportunidad laboral remunerada a  unos mil desempleados. 

Un nuevo plan industrial

Las medidas que impulsa el Gobierno andaluz en la comunidad autónoma no son  las únicas que desde la Junta buscan fomentar el empleo en la provincia de Almería. Además, la Delegación de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo trabaja en dos líneas de actuación locales. Una es la puesta en marcha de un nuevo Plan Industrial, para el que se busca el consenso de administraciones y organismos y que, poco a poco, se va perfilando.

Tras dos reuniones de trabajo con los empresarios, va quedando claro dónde está el futuro de la industria en la provincia. “Hay industrias que tenemos que mantener, como la del mármol o la industria auxiliar de la agricultura, que además es una de las apuestas firmes del Gobierno andaluz”, explica a ‘Foco Sur’ Miguel Ángel Tortosa, quien asimismo cuenta que hay que encontrar nuevos nichos donde Almería puede ser potente: “Creo que a nadie se le escapa que Almería es un lugar muy bueno para la industria de las energías renovables, que parece mentira que todavía sigamos haciendo experimentos”. Estos experimentos son los que se realizan en la planta experimental de Tabernas. La idea sería dar un paso adelante y comenzar a producir, ya que “excepto en energía eólica, las renovables no se están explotando en Almería”, según Tortosa. Así, el delegado de Economía asegura que lo ideal es que Almería sea “un referente no solo a efectos de análisis, sino de producción, porque ¿qué mejor que producir en el mismo sitio donde, al mismo tiempo, lo puedes estar probando?”.

Otra industria a la que Almería mira con deseo es la del cine, que en los últimos años está comenzando a resurgir. En ese sentido, Tortosa destaca que el papel de la Mesa del Cine, impulsada por la Universidad de Almería y en la que están participando, además de esta y la propia Junta, la Diputación y el Ayuntamiento de Almería, está siendo fundamental a la hora de establecer las bases que asienten la industria cinematográfica de forma definitiva. “Todos hemos podido participar de la organización y estamos a expensas de las conclusiones para llevarlas a ese Plan Industrial, para que haya consenso”, afirma el delegado. Tras las sesiones organizadas por la UAL y la Diputación, el 4 de mayo será el turno de la que prepara la Junta y, más adelante, habrá una cuarta de la que se encargará el Ayuntamiento de la capital.

En la ciudad de Almería es donde se está trabajando en la segunda de las iniciativas para fomentar el empleo. Se trata de Almería Cruise Friendly, un proyecto conjunto con la Autoridad Portuaria, asociaciones de empresarios y hostelería y el Ayuntamiento que busca hacer de la capital destino de cruceros en base a dotar a los establecimientos de ocio y cultura de la zona centro de unos estándares de calidad adecuados para el visitante de fuera.

Todos estos planes, en cualquier caso, se enfrentan al problema sistémico de la provincia: el de las infraestructuras y el transporte, de los que Miguel Ángel Tortosa solo salva al Puerto: “Uno de los motivos por los que nos estamos centrando en él es porque es la única forma viable de entrada y salida de mercancías y de viajeros”, afirma, y alerta de que “todo lo que estamos trabajando no sirve para nada si no tenemos las infraestructuras necesarias que inciten a venir a Almería”.

El cable

A finales de abril se inauguraba en Almería capital El Cable, el tercer espacio de crowdworking que genera el proyecto Andalucía Open Future, una iniciativa de la Junta de Andalucía y Telefónica que, en esta ocasión, cuenta con la colaboración del Ayuntamiento de Almería. El Cable es una aceleradora de empresas de base tecnológica, las llamadas ‘startups’, que comenzarán a dar sus primeros pasos en este moderno edificio cercano a la Puerta de Purchena y que tiene capacidad para albergar 60 empresas.

El consejero de Empleo, Empresa y Comercio, José Sánchez Maldonado, la directora de Telefónica en el Territorio Sur, María Jesús Almazor, y el alcalde de la ciudad, Ramón Fernández-Pacheco, firmaron en esta nueva sede la adhesión del Ayuntamiento a este convenio marco suscrito por la Junta de Andalucía y Telefónica para impulsar el emprendimiento basado en la innovación. Al acto asistió también el presidente de Telefónica Open Future, Luis Solana.

Gracias a este acuerdo, las instalaciones de El Cable, que cuenta con una superficie construida de casi 800 metros cuadrados, facilitarán todas las herramientas y servicios a los emprendedores para que sus ‘startups‘ crezcan, se hagan competitivas y sostenibles en un mercado global y sean así atractivas para los inversores. Durante el periodo de aceleración, los equipos del proyecto deben estar constituidos por al menos dos personas, de las que una tendrá una dedicación exclusiva al proyecto. La participación en el programa durará cuatro meses. Transcurrido este tiempo, el equipo de gestión del centro evaluará la evolución del proyecto, que podrá prorrogar su estancia en el programa durante otros cuatro meses. El inicio de la aceleración de los proyectos comenzará el 13 de junio, tras el proceso de selección de empresas.

El Cable de Almería será el tercer espacio de ‘crowdworking’ que Junta y Telefónica pongan en marcha en Andalucía, tras la apertura de El Cubo en Sevilla, en 2014, y La Farola en Málaga, en 2015.

Miguel Ángel Tortosa: “Almería va a disfrutar del CADE de mayor envergadura de toda Andalucía”

¿Cómo afectará a Almería la aprobación del nuevo decreto de ley de Empleo?

Va a ser positivo porque va a permitir que más de 28 ayuntamientos que con la ley anterior, por el hecho de no estar al corriente con las obligaciones tributarias de la Seguridad Social, no podían optar a los planes de empleo, ahora con el decreto ley van a poder. Se ha aprobado en Consejo de Gobierno y ahora tiene que ratificarlo el Parlamento pero entendemos que no tiene nada por lo que puedan echarlo atrás, como se hizo con el último decreto. Con esto se pretende que en todos los ayuntamientos, por pequeños que sean o por las dificultades económicas que hayan pasado, no afecte a su población y que los parados de un municipio, porque el ayuntamiento no estuviera al corriente de los pagos a la Seguridad Social, no se vean afectados. Con el decreto se pretende llegar a todos los parados andaluces. En Almería son 2.653 ya los calculados. Nosotros teníamos una previsión inicial que no llegaba a 2.000 pero se van a generar esos 2.653. De estos, unos 190 son en esos ayuntamientos afectados.

¿Qué otras medidas ha puesto en marcha la Junta para revitalizar el empleo en la provincia?

Tenemos medidas que se están implantando desde el Gobierno andaluz como los planes de empleo, que es una medida que solo existe en Andalucía. Andalucía ha optado por esta vía, la de fomentar el empleo revitalizando los ayuntamientos y que el propio ayuntamiento sea el que presente un proyecto una vez sepa qué demandantes de empleo tienen de una edad y de otra y qué perfiles tienen, así puede sacar del desempleo a quien lo necesite en su municipio, en lugar de presentar un proyecto tipo y ver luego si tienen o no demandantes para ese empleo. Luego está el proyecto de Lanzaderas de la Consejería de Economía, a través de Andalucía Emprende, que lleva funcionando un mes y de 20 inscritos, que es lo que tiene cada Lanzadera, en Almería ya se han colocado diez. Esta es la tercera edición y es una nueva forma de buscarle empleo a la gente, haciendo que sean proactivos, acompañándolos en esa búsqueda, ayudándoles en la elaboración de currículums, en la presencia en empresas, en el lanzamiento a través de las nuevas tecnologías de esos currículums, y con currículums adaptados al siglo XXI, para que sepan buscar empleo como se tiene que buscar hoy y la verdad es que el funcionamiento es inmejorable. En ediciones anteriores, la colocación ha rondado el 80% y en esta llevamos el 50% en menos de un mes. En la provincia tenemos dos, una en Almería y otra en Cuevas del Almanzora, con 20 personas en cada una. Además, el Consejero de Empleo acaba de firmar un convenio para lanzar otras 50 lanzaderas en toda Andalucía, porque se está viendo que es un sistema que facilita la colocación directa de los desempleados y con estas 50 se quiere ampliar el proyecto a otros municipios.

¿Qué medidas se están tomando para fomentar el emprendimiento?

En emprendimiento, dependiente de la Consejería de Economía, tenemos los Centros de Desarrollo Empresarial, los CADE, que en Almería hay 26 con 107 espacios de alojamiento, entre despachos y naves industriales, que se ceden a empresas de nueva creación. Además, en muy corto plazo, Almería podrá disfrutar del CADE de mayor envergadura de toda Andalucía, con una apuesta muy firme por que esté en Almería capital y que sea el CADE que albergue mayores empresas de base tecnológica y de los distintos sectores que tenemos en la provincia. Estará en el Puerto, porque se habla mucho del Puerto Ciudad pero nadie se atreve a dar el primer paso para irse al Puerto, y hay que atreverse porque, si no, no se va a revitalizar nunca.

Hace poco se anunciaba que la Junta duplicará el presupuesto para I+D-i. ¿Se va a apostar en especial por este tipo de empresas?

Sí, y en ese sentido en abril vino a Almería el consejero de Economía para inaugurar el ‘crowdworking’ El Cable, en una dinámica que desde la delegación de Gobierno se está fomentando, para que llamemos a la colaboración entre todas las administraciones. La Junta de Andalucía está dando un paso al frente firme para sentarnos con la Diputación y con ayuntamientos para provocar sinergias que están empezando a dar resultados positivos. El crowdworking que se ha firmado con Telefónica y Ayuntamiento de Almería es el tercero que se abre en Andalucía y va a ser una base de empresas ‘startup’ de determinados sectores estratégicos, de innovación y desarrollo. Allí, los proyectos tienen que ser de unas líneas muy concretas.

Además, hay proyectos que son concretos para Almería, ¿no?

Tenemos uno ya en marcha, que es la creación de una mesa de calidad para sacar adelante el proyecto Almería Cruise Friendly, al que se han sumado el Ayuntamiento, la Diputación, asociaciones de hosteleros y comerciantes, la delegación de Cultura y Turismo, la Autoridad Portuaria y la Fundación Bahía Almeriport. Lo que se pretende es crear un núcleo de comercios y hosteleros en el centro de la ciudad, que tengan calidad en su servicio, que puedan ofrecer más de un idioma, que las cartas y los precios estén también en más de un idioma. Queremos crear una red de comercios y hosteleros que sea capaz de ofrecer un valor añadido y además a estos se les está invitando a hacer una diferenciación mediante señalética en toda la ciudad y a darles unos servicios adicionales a los turistas que lleguen a Almería, a través de la plataforma Andalucía Lab, que ya está en marcha en otras ciudades andaluzas y que se va a poner en marcha para tener toda la información sobre las actividades que haya en Almería, de forma que el comerciante también sepa qué hay, y que se adapten al horario de los visitantes. No podemos estar dando de cenar a las nueve de la noche si nuestros visitantes cenan a las seis de la tarde. Lo que pretendemos es tener esa red adaptada también al tipo de visitante. Para ello hay que trabajar con todos, las asociaciones de hosteleros y las de comerciantes. Está yendo muy bien y en mayo se va a abrir un primer plazo de inscripción para los comercios y centros de hostelería, para empezar a trabajar con ellos. También se va a ofrecer formación adicional a los establecimientos que no cumplan con esos requisitos de calidad, dirigida a que vayan consiguiendo esa línea de calidad. Se llama Almería Cruise Friendly porque uno de los primeros sectores que queremos abordar es el de cruceros, que cuando llegue un crucero a Almería todo esté amablemente abierto para esos cruceristas, museos, monumentos, hostelería y comercio.

¿Cómo marcha el Plan Industrial?

Tenemos ya el consenso del empresariado almeriense, con el que hemos tenido dos reuniones, y en una tercera reunión pretendemos involucrar también a las administraciones y a agentes sociales, como sindicatos y Cámara de Comercio, para consensuar cuáles son las industrias que tenemos que fomentar en la provincia y cuáles tenemos ya para hacerlas más sólidas, y que haya consenso para remar todos a una, una vez determinadas las líneas.

(Reportaje publicado en el número de mayo de 2016 de la revista ‘Foco Sur’. Puedes descargarlo aquí en pdf).

¿Qué te ha parecido?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s