La Ley de Propiedad Intelectual contra los autores

Si el proyecto de reforma de Ley de Propiedad Intelectual acaba aprobándose en sus términos actuales, tiene pinta de ir a convertirse en la enésima chapuza de este Gobierno, tan especializado en arreglar las cosas para dejarlas peor de lo que estaban. Un Gobierno que, además, ganará adeptos a la causa en su contra, tras conseguirlo con trabajadores, personal sanitario, alumnos, padres y profesores, mujeres… Ahora, usuarios de internet y los propios medios a los que la ley pretende proteger tendrán también motivo para el cabreo. 

Son muchos los expertos en la materia que ya han mostrado su desacuerdo con el proyecto de ley, sobre todo por la denominada “tasa Google”, o “tasa Aede”; desde afectados potenciales, como Ricardo Galli, fundador de la red de enlaces Menéame, hasta expertos en el mundo digital, como Javier Padilla, y abogados especializados en el mismo tema, como David Bravo, pasando por directores de medios digitales como Nacho Escolar, presuntamente beneficiado por la nueva Ley de Propiedad Intelectual. La conclusión es unánime: las consecuencias inmediatas de la reforma serán la pérdida de ingresos por publicidad de los medios a los que se pretende proteger, además de una restricción de libertades que incluso choca con la legislación de la Unión Europea.

En resumen, y entre otras cuestiones, el proyecto presentado el 14 de febrero por José Ignacio Wert obligará a que las páginas que se dedican a enlazar contenidos de medios de comunicación paguen a estos un canon por dichos enlaces. Este canon estaría gestionado por Cedrola SGAE de los medios impresos y libros, que se encargaría de repartirlo entre los miembros de la Asociación de Editores de Diarios Españoles (AEDE), a la que pertenecen algunos de los diarios de papel de este país, incluidos El País, El Mundo, ABC

El primer problema es que será un derecho irrenunciable; es decir, el dueño de un medio no puede elegir no cobrarlo. Incluso si, como Caos Blanco, distribuye sus contenidos mediante licencias Creative Commons. Se trate de un medio grande o un sencillo blog. Y si no estás en AEDE o Cedro, tu parte se reparte entre los que sí están. Y con criterios poco claros. Al estilo SGAE.

El segundo problema es que estos agregadores de noticias, como Google News o Menéame, aportan más a los medios que lo que ganan gracias a ellos. Por mucho que José Gabriel González, director general de AEDE, diga que están en fase de “evaluar las pérdidas” que estos agregadores les provocan. Una declaración producto de la ignorancia, probablemente.

No hay pérdida posible cuando la única manera de leer la noticia que descubres en Google News o Menéame es pinchando el link y accediendo al medio original donde se ha publicado. Al contrario, lo que habría que evaluar son las ganancias que les reporta la existencia de estos agregadores. El problema es que los directivos de los medios que están a favor, los llamados “tradicionales”, no es que hayan destacado a lo largo de su historia por estar al día de las innovaciones tecnológicas y lo que estas conllevan. Aun ven papel cuando miran la pantalla de sus portátiles, iPhones o iPads.

Una primera consecuencia es que Ricardo Galli ya ha avanzado que las soluciones posibles son o cerrar Menéame o llevarlo fuera de España. Una segunda, que los usuarios de esta han llamado al boicot de medios de AEDE para dejar de enlazarlos y votar negativo a las que se escapen (lo que provoca que desaparezcan rápido del sitio). Nadie gana, todos pierden. ¿Para esto es necesaria la reforma de ley? ¿O es otro el motivo verdadero?

Para Enrique Dans, la clave está en el control de los medios de comunicación por parte del Gobierno. Con el caramelo de un canon que les sepa bien, más las modificaciones debidas en esta y aquella cabecera, los niños malos lo mismo se callan un tiempo. Hasta que descubran el gol por la escuadra que les han hecho meterse en sus propias porterías y, de paso, a todos los interesados en que Internet sea una vía de comunicación libre y plural.

Publicado (con una pequeña y evidente variante) en SecretOlivo.

(Foto de cabecera de Wonderlane).

Un comentario en “La Ley de Propiedad Intelectual contra los autores

  1. Pingback: Bitacoras.com

¿Qué te ha parecido?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s