La conquista de Europa

Paso a paso, Angela Merkel va a conseguir lo que Hitler no pudo: la conquista de Europa. Al final, las medidas económicas obligadas por la Unión Europea (es decir, por Alemania) van a terminar por darle todo el poder. Le vamos a deber a los alemanes nuestros países, como los desahuciados acaban debiendo sus casas (y más) a los mismos bancos responsables de la situación económica. Quizá por ello el Gobierno esté empezando a adelantar el trabajo de cara a ese futuro que nos espera.

Solo así se puede interpretar, sin pensar en enajenación mental transitoria, el anuncio de Jorge Fernández Díaz de criminalizar la protesta pasiva y el llamamiento a manifestaciones mediante Internet. Otro ejemplar en el catálogo de declaraciones para la parodia en las que se están especializando los miembros del Gobierno, con José Ignacio Wert y Alberto Ruiz-Gallardón a la cabeza. Es cierto que también es posible que no les llegue para más, pero esto sería demasiado triste como para plantearlo. 

Mejor entonces tomarlo con humor. Algo en lo que, como se veía venir, al final se están especializando este Gobierno de Mariano Rajoy y sus alrededores. Ya han dejado momentos para la historia dignos de Faemino y Cansado, como el de la amnistía fiscal que según María Dolores Cospedal es tan buena para los ciudadanos, cuando hace apenas año y medio era, según ella, la más terrible de las ocurrencias de Zapatero. O el regate a la prensa del presidente para no tener que contestar preguntas sobre la caída de la Bolsa y la subida de la prima de riesgo. Incluso la negativa a contestar sobre los recortes improvisados en Sanidad y Educación en el Parlamento por llegar la pregunta fuera de plazo, cuando ese plazo expiraba con anterioridad al propio anuncio del Gobierno. Todo un homenaje a los hermanos Marx.

Lo mejor de todo es que al Club de la Comedia ministerial le empiezan a salir competidores. Ahí tenemos a Esperanza Aguirre negando la subida del billete de Metro unas horas antes de anunciar la subida del billete de Metro más espectacular que haya existido. “No, si yo no fumo”, decía Faemino mientras daba una calada al cigarro…

Alguno podría pensar que, dado el panorama, casi mejor que los alemanes conquisten de una vez Europa. Pues cuidado, que por ahí fuera también manejan el humor con soltura, aunque de estilo más negro. Vean si no al FMI alertando de la posibilidad de que los ciudadanos vayan muriendo “más tarde de lo esperado”, para aconsejar una bajada preventiva de pensiones. Se ve que no somos productivos ni a la hora de morirnos.

Viendo la que se avecina, había comenzado a buscar un lugar de asilo. Pero no acabo de encontrar un planeta que satisfaga todas las expectativas. Así que me he rendido, he decidido tomármelo con humor y ahora, cada vez que sale en la tele Luis de Guindos (o De Windows, como ya se le llama por motivos sospechables), me imagino el audio doblado por Chiquito de la Calzada. Y funciona: se me pasa el mosqueo hasta el siguiente telediario.

(Foto de pixel-perfect-stock).

3 comentarios en “La conquista de Europa

  1. Pingback: Bitacoras.com

¿Qué te ha parecido?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s